dc38617258c5194449fc9cb39e70bb9f

oct 15

Guantes también para vestirse de blanco

Los guantes para novia siempre se han considerado como un signo de elegancia y distinción, y con el retorno a la moda estilo vintage es muy común encontrarlos en diferentes largos y materiales.

Tiempo atrás, el largo de los guantes de novia iba directamente relacionado con la hora del día y la formalidad del enlace, pero lo cierto es que a día de hoy la etiqueta se ha relajado y la novia tiene un abanico infinito de opciones a la hora de elegir unos guantes que vayan de acuerdo a su estilo personal.

Tu vestido y la temporada del año te debe indicar cual es el largo y material mejor para tu guante. Porque, el guante aunque siempre se ha contemplado más como un complemento para bodas de otoño e invierno, cada vez se ven más en bodas de primavera e incluso de verano. Si en el otoño/invierno buscamos que además de estético, abrigue, en primavera/verano, es un elemento decorativo que te dará un toque especial.

Si eliges llevar guantes el día de tu boda debes tener muy presente que deben ajustarse al tipo de vestido que llevas. Es decir, nunca te pongas unos guantes de ganchillo con un vestido línea princesa lleno de pedrería, ni unos guantes largos con un vestido poco formal.

A las novias con vestidos cortos de aire vintage les van los guantes cortitos y con encaje, con vestidos glamurosos combinan mejor los guantes largos, en los vestidos de novia de bodas civiles de falda y chaqueta encajarán mejor unos guantes cortos, y los vestidos de novia palabra de honor y corte sirena serán más llamativos los largos, pero también combinan los cortos, depende del gusto de la novia y de cómo sea su vestido.

Así que si estás pensando en ser una novia con guantes, ¡No lo dudes! Están de moda.

presidential-weddings8

Carolyn Bessette, con guantes largos, el día de su boda con John John Kennedy

f581ad215971f3d40561d4328022a765

Jackie Kennedy vestida de novia con guantes cortos

 dc38617258c5194449fc9cb39e70bb9f guantes-de-la-novia-justin-alexander Lorenzo Riva

Comentarios desactivados

Compartir